Seleccionar página

Cerrajeros económicos
Podemos abrir la puerta con un cuchillo siempre y cuando no tengamos opción; al no tener otra cosa a la mano recurrimos a un cuchillo, al momento de entrar en desesperación porque hemos perdido la llave y nos es urgente entrar.
Puede que estés pensando que el cuchillo podría dañar la cerradura, pero eso depende de qué tanta fuerza ejerzas a la hora de introducir y empujar la puerta para entrar.
Para no recurrir a un cerrajero, te enseñaremos cómo abrir una puerta con un cuchillo, porque en algunos casos es mejor hacer el trabajo nosotros mismos y evitar altos costos con otras personas.
Instrucciones
Escoge un cuchillo con hoja delgada pero flexible. Los cuchillos de cocina sirven para aplicar este método ya que son delgados para entrar a través de la grieta de la puerta y presionar lo suficiente el cerrojo, y al mismo tiempo son menos peligrosos.
Pasa el cuchillo a través la ranura que está entre la puerta y el marco.
Ejerce presión en el bloqueo.
Da empujones a la puerta. Tal vez tengas que sacudir el cuchillo para encontrar un ángulo perfecto y mover la cerradura.
Al salir todo bien, podrás entrar sin problemas.
En otros casos:
Si no te es posible lo anterior:
Usa un cuchillo pequeño.
Encaja la hoja del cuchillo para ver hasta dónde entra.
Sitúala en la mitad inferior del ojo de la cerradura.
Comienza a aplicar presión de un lado a otro.
Oirás un clic, si es así significa que la puerta ha cedido un poco.
Luego, continúa moviendo hasta que con la punta del cuchillo hayas llegado hasta el fondo del pestillo.
Forzarás la cerradura haciendo presión al pestillo hacia adentro.
Si no te funciona solo el cuchillo; te podría funcionar con un sujetapapeles:
Usa un sujetapapeles desdoblado.
Colócalo encima de la parte de la hoja del cuchillo al tener este último dentro de la cerradura.
Aplica un poco presión a la cerradura.
Gira suavemente la hoja del cuchillo.
Cuando uses el sujetapapeles, tienes que golpear la punta para aplanarlo antes de insertarlo en la puerta.
Fuerza el sujetapapeles en los timbales de la cerradura.
Agita el cuchillo un poco hasta escuchar el clic.
Usarás una llave de torsión en la parte inferior del ojo de la cerradura.
Gira hacia un lado como si abrieras con una llave.
Continúa resistiendo con la llave de torsión y aplica presión.
Coloca el sujetapapeles aplanado encima de la llave de torsión y empuja hasta sentir firmeza.
Por último, empuja el timbal con el sujetapapeles.
Recomendaciones
Asegurarse que al hacer esto no haya niños cerca.
Cuando uses el cuchillo, asegúrate de que no esté muy afilado, ya que al ejercer presión y luego sacar el cuchillo podrías lastimarte.
Debes estar pendiente de que el cuchillo no esté muy desgastado, caso contrario, cuando apliques fuerza, podría partir el cuchillo.
Ten mucha paciencia.
En caso de tener muchos problemas al hacer este método y notar que podrías dañar la puerta, pide ayuda a un amigo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies